Noticias de 13/08/2019 - Trayken

trayken
Vaya al Contenido

Noticias de 13/08/2019

La soja HB4, un desarrollo argentino, ya tiene luz verde en Estados Unidos
Bioceres trabaja también en el desarrollo de un trigo que contenga la misma tecnología.
La soja HB4, un desarrollo argentino, ya tiene luz verde en Estados Unidos
Tras la aprobación de la producción de la soja HB4 en EEUU, Federico Trucco, CEO de Bioceres junto a Martín Mariani Ventura, gerente general de Verdeca, dieron precisiones sobre las expectativas que respecto de este evento que ya se encuentra bajo evaluación en China, aseguraron en declaraciones a radio La Red.
Mariani Ventura explicó: “La tecnología HB4 representa una nueva plataforma que elevará el piso de producción en condiciones adversas, pero que no modifica el techo”. Además, agregó que por una cuestión de genética, la posibilidad de lanzamiento será mayor en Argentina que en otros países.
Trucco, por su parte, señaló que si bien representaba algo trascendental la aplicación del gen en soja, guarda la esperanza de poder aplicarlo en trigo, lo que sentaría un hecho sin precedentes.
“En Estados Unidos ya hay soja HB4 sembrada y ya están produciendo semilla para traer a la Argentina para la próxima campaña, aunque con condiciones reguladas y esta aprobación nos das más flexibilidad para el desarrollo y mejoramiento, pensando en el mercado  americano”, puntualizó Martín Mariani Ventura, gerente general de Verdeca.
En declaraciones el programa “La Red Rural”, que se emite por radio La Red, Mariani Ventura puntualizó que en la Argentina “la tecnología está aprobada, pero aun rigen las restricciones comerciales para sacarla al mercado: “No podemos vender variedades hasta que no esté la aprobación de China, pero esto no nos limita a realizar demostraciones a campo y aplicar tecnologías de desarrollo”, precisó.
“Nosotros estamos incrementando la producción de esa semilla para generar  volúmenes precomerciales  para traer a la Argentina y, estamos invitando a los productores a testear la tecnología para poder tenerla en su campo”, amplió Federico Trucco, CEO de Bioceres.
Con respecto a la relación comercial con China, el directivo explicó que desde hace varios años trabajan con un socio local, la compañía DBN, líder en biotecnología para la protección de cultivos: “Se trata de un buen complemento para el portfolio nuestro. El foco de Bioceres siempre fue tecnologías de productividad porque trabajamos en re silencia ambiental y no tanto en protección ye resistencia a herbicidas o insectos con herbicidas, que es un espacio ocupado por compañías multinacionales”, precisó.
El directivo explicó, asimismo, que la autoridad regulatoria china ya tiene sus resultados de las pruebas a campo y se espera tener, pronto, las aprobaciones finales para poder realizar la liberación comercial en Argentina, “por un tema regulatorio y en el resto de los países no tenemos problemas, pero preferimos esperar para evitar cualquier tipo de conflicto comercial”, añadió.
Con respecto a las perspectivas, Trucco estimó que el desarrollo biotecnológico aparece como una nueva plataforma que el productor quiera disponer porque “la tecnología HB4 eleva el piso de producción  en condiciones adversas, pero no modifica el techo, por eso pensamos que será una tecnología de amplia adopción y, en los próximos años pensamos alcanzar entre un 20 y un 25 por ciento del área objeto”, aseguraron desde Bioceres.
La tecnología HB4 confiere al cultivo de soja tolerancia a la sequía y a la salinidad de los suelos y posibilita mejorar su productividad entre 1 y 25 por ciento, respecto delas variedades comerciales existentes en la actualidad.
Para los ejecutivos de Bioceres la idea, para los próximos cinco años, es alcanzar a cubrir con la nueva tecnología en soja el 25 por ciento de los 50 millones de hectáreas asignadas al cultivo de la oleaginosa.
Respecto de la posibilidad de incorporar esta misma tecnología a las variedades de trigo, Trucco, estimó que “Es traer la tecnología a un cultivo que aún no la tiene a nivel mundial y, el desafío pasa por liderar un proceso que nos permita sacar al cultivo de la orfandad tecnológica y si desde lo económico es menos relevante, en cuanto a lo que la ciencia argentina 0euda aportar es muhco más significativo, por eso nos apasiona esa discusión”.
En ese sentido explicó que la autoridad de la CTN Bio que es la autoridad regulatoria de Brasil, acepto evaluar a los trigos HB4, luego de dos años de diálogo que fueron necesarios para conocer la información que el organismo regulador necesitaba para su evaluación.
Regreso al contenido